Dos exoplanetas "top-10" para la futura caracterización de sus atmósferas

Un equipo internacional liderado por un investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), ha detectado dos planetas telúricos orbitando y eclipsando parcialmente la estrella enana cercana HD 260655.

El descubrimiento se ha hecho combinando datos espaciales y de múltiples instrumentos terrestres, en particular, del espectrógrafo CARMENES del telescopio de 3,5 m de Calar Alto. Esas dos nuevas super-Tierras calientes están dentro del top 10 de los candidatos a seguir para estudiar sus atmósferas.

Credits: NASA / JPL-Caltech

 

En los últimos 30 años, se han descubierto más de 5000 planetas fuera del Sistema Solar. Sin embargo, solo una pequeña fracción de esos exoplanetas se ha revelado ser de tipo telúrico, es decir, rocoso como Mercurio, Venus, la Tierra y Marte.

Combinando datos del espectrógrafo CARMENES en Calar Alto con los del satélite TESS de la NASA, entre otros, un equipo de astrónomos liderado por Rafael Luque (Instituto de Astrofísica de Andalucía, IAA/CSIC, y Universidad de Chicago), ha descubierto dos de esos mundos rocosos alrededor de HD 260655, una estrella enana roja cercana situada en la constelación de Géminis.

TESS ha observado minúsculas bajadas de intensidad de la luz de esta estrella cada pocos días, revelando dos planetas, HD 260655 b y HD 260655 c, pasando por delante de esta estrella. El hecho de cuantificar con precisión estos mini eclipses ha permitido determinar el tamaño de los exoplanetas y los espectros CARMENES tomados desde el 2016 con el telescopio de 3,5 m de Calar Alto 3.5 m han proporcionado las masas de los planetas. Conociendo la masa y el tamaño de ambos planetas, Luque y colaboradores han inferido su densidad, que ha resultado similar a la de los planetas telúricos, de unos 5 gramos por centímetro cúbico.

interior creditos

Tanto HD 260655 b como HD 260655 c son realmente unas “super-Tierras” – planetas como nuestra Tierra, pero más grandes. El planeta b es unas 1,2 veces más grande que nuestra Tierra y el planeta c 1,5 veces más grande. Pero en este caso, ninguno de esos mundos podría mantener agua en estado líquido en su superficie. La temperatura del planeta b, más cercano de su estrella, es estimada a 435ºC y la del planeta c de unos 284ºC.

A pesar de eso, el equipo científico que descubrió los planetas estima que el asunto merece una investigación más profunda. A solo 33 años-luz, están relativamente cercanas y su estrella, HD 260655, aunque más pequeña que nuestro Sol, es una de las más brillantes de su clase en el cielo. Esto y otros factores hacen probable que los telescopios espaciales Hubble y James Webb puedan capturar la luz de la estrella transmitida a través de las atmósferas de los planetas. Esta luz esparcida sobre un espectro revelaría las huellas dactilares de las moléculas presentes dentro de las atmósferas de los planetas.

"Eso es una nueva prueba del potencial de CARMENES para revelar los mejores exoplanetas que podrán seguir observándose con la nueva generación de telescopios espaciales y gigantes" declara Jesús Aceituno, director del observatorio de Calar Alto.

El descubrimiento de HD 260655 b y c llega efectivamente en el momento idóneo ya que el telescopio espacial gigante James Webb, que pronto va a obtener sus primeras imágenes científicas, podrá examinar las atmósferas de los exoplanetas cuando transiten delante de su estrella. Aprender más sobre las atmósferas de los exoplanetas rocosos nos ayudará a entender la formación y la evolución de los mundos parecidos al nuestro.

Rafael Luque (IAA-CSIC y Universidad de Chicago) confirma que “ambos planetas se encuentran en el top-10 para realizar observaciones de sus atmósferas con el telescopio espacial James Webb, que fue lanzado la pasada Navidad y está a punto de terminar su fase de calibraciones. Estos datos permitirán, primero, determinar con seguridad si estos planetas poseen una atmósfera tenue y si es así, determinar su composición química.

Hoy 15 de junio del 2022, Rafael Luque y su equipo han presentado su descubrimiento de los exoplanetas HD 260655 b & c, a la 240a reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Pasadena, California.


El Observatorio Astronómico Hispano-Alemán de Calar Alto está situado en la Sierra de Los Filabres, norte de Almería (Andalucía, España). Es operado conjuntamente por la Junta de Andalucía, y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIS) a través del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) en Granada, España. El Observatorio Astronómico de Calar Alto es una de las infraestructuras pertenecientes al Mapa Nacional de Infraestructuras Científicas y Técnicas SIngulares (ICTS/MINECO), aprobado el 6 de Noviembre de 2018 por el Consejo de Política de Ciencia, Tecnología e Innovación, y cuenta con cuatro telescopios de 3.5, 2.2, 1.23 y 0.80 metros de apertura.

COMUNICACIÓN - OBSERVATORIO DE CALAR ALTO

prensa  @  caha.es - (+34) 958230532


 miciu icts